29 de enero de 2018

DCCCLXVII.- Sueños Imprevistos




Siempre hay un mejor amigo.

Una cuna donde cobijarse,
un desierto florido,
una noche donde hallar motivos
para pedir un deseo ferviente,
luminoso y escondido.

Siempre hay un mejor amigo.

Nos acompañamos,
nos reímos,
nos extrañamos,
nos distanciamos,
nos reencontramos,
nos perdonamos
y volvemos a ser amigos.

Siempre hay un mejor amigo.

Y no importa donde uno lo encuentre,
hay un tesoro tan grato
que sin buscarlo nos espera,
que no se consigue fácilmente,
que no es gratis ni barato,
y que no nos pertenece
aunque uno lo compre.

Porque se lleva en el corazón,
hay un mejor amigo, siempre.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop