21 de septiembre de 2015

DCCLXX.- Réplica


Aburrido de tanta pereza,
de horas muertas sin sepultura,
esperando a que llegue la jueza 
para darle algún destino a la basura.



Se los lleva el camión hoy mismo
o saldrán por la puerta principal.
¡Y se asustan cuando sienten un sismo,
como si fuera la pena capital!

La mujer está haciendo el llamado,
mas la víctima no quiere declarar,
porque ama como a nadie al imputado
¡Que esté conmigo en el hogar, mi dulce hogar!

Todo esto es nada más que un juego:
una reina en el caballo y su peón,
simulando un altercado palaciego,
y al final de la partida van al mismo cajón.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop