24 de diciembre de 2007

CCLXVIII.- Templeman



Llegué temprano. Me puse lindo.
Salí descalzo. Reflexioné.
Abrí los ojos. Miré a la calle.
Venía un perro. Me fui con él.

Lamió mis dedos. Le sonreí.
Bajaba a prisa, cuando la vi.
Dolita, triste, cansada y sola.
Sin una risa. La saludé.

No pudo hablarme. Se quiso ir.
Entró a la iglesia, sin decisión.
Tomé a mi perro. Me despedí.
Estuve afuera. Miré el reloj.

La lluvia todo lo humedeció,
mojó mi capa, mi pantalón.
Cuando salía, me dijo ya.
Me fui corriendo por Dimalow.

Tomé el paraguas. Me devolví.
Había un charco. Estaba gris.
Paró la lluvia. Quemaba el sol.
No estaba el perro. Me dijo adiós.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop