10 de diciembre de 2007

CCLVII.- Espejo Papel Diamante Cupido



La estrella delicada que bonita buscaba
para el ánimo destino otro ferviente mejor
era alegre fruta mugre que se hacía vinagre,
eyaculando como sangre por la boca su dolor.

La sombra de la dura rima fría y pacata
que la virgen infeliz en una arcada vulgata
dio al oprobio de su madre una María meretriz
y la extensa cicatriz que le ardía en la guata.

De la fiesta inevitable por los besos niños
no quedaba otro vestigio que mi vértigo clamor:
positiva influencia como anhídrido cariño
pero dulce en la solapa el distintivo del horror.

Se la lleva maricona de la mano la muerte
y el mejor de los amigos que no quiero conocer:
caprichosa, quieta, mínima y doliente,
cual delírica impaciente y penitente mujer.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop