5 de octubre de 2007

CCXXXIII.- Milka Flánega



Llegan especimenes y moscas o primates
de cada sitio claro en que lamiéndose me van,
violentos, compungidos, escondiéndose de nadie,
ecuánimes avaros son los raros del café.

Palpitan cada mística quimérica ridículo
novena pesadumbre con la cara de mujer
y consiguen que mi espíritu se vaya de tan lejos
o vuelva de improviso con el rostro a calcular.

Todo contenía un orbe inmenso imperturbable
mirando y deseando y pidiéndome tener:
camina todavía sobre el agua de su ropa
la desnuda casi bélgica delante de mí.

Llenándose de insignes ominosos tormentos,
la vida fantasía fue imprudente mal tarot
y amando permanentemente el óxido y la nata
un día simplemente nos ha dicho adiós.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop