19 de septiembre de 2007

CCXXVI.- Jolgoria



Todo se cubrió por fin
de un habitual benevolente y parco.

Llovían en el ámbito pieles
y celebránbanse rodeos de antiquísima
dormida vida cruz.

Yo los divisé danzando
en una maravilla prosaica,
determinándose a poner un grito
en que al azar de todo bar solemne
se vaya a dar y zapatear todo de sí.

Salí sonriendo cardinal desenfadado
mi pan igual enamorar tan reluciente:
yo cantaré por fin amar con ellos
la salvífica tonada panal.

Porque torcido y sin pañuelo iré
o mar haré en que se arrojase toda
esa vital generación ala muerte,
que va y convierte laicamente en alma
a la mujer de su señor y Amén.

No hay comentarios.:

Nos gusta Cuculí Pop