24 de julio de 2007

CXCVI.- Jepri


Damas y Caballeros:

Quiero presentar la danza y la molicie
llenar mi casa angustia de viajeros que sonrían,
de celtas disfrazadas y fenicios imprudentes,
que me hagan por un rato dedicada compañía.

Recuerdo haber estado cuando niño meses solo.
Venían a mi patio las cantáridas del sol.
Montaba entre las piedras un infame vía crucis:
coleópteros que hacían de romanos o mujer,
febriles mariposas que lloraban la Pasión,
avispas que esperaban en el Monte Calavera,
las cinco mariquitas que reían sin saber.

¡Perdónalos, Señor! gritaba
el hermano figurín mayate
y un ameno sanedrín de abejorros
miraba desde abajo deseoso la cruz,
contando las pisadas del reloj de la muerte
y negando toda sombra para el fino escarabajo
de furiosa y cardinal, fundamental resurrección.

Pero hubo un tránsito lugar para vivir
sin tener que ir a morir de treinta y tres:
el sencillo carrusel de las palomas
que dormía por la noche junto a mí.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

los cuculies tienen mariposas y algúnos sueños de jardines lejanos juntos...
me gusta leer lo señor cuculi

manly dijo...

He estado paseándome por tu blog, espero no te moleste. Me ha parecido un blog muy interesante, de esos que hay que tener en cuenta. Las imágenes están cuidadosamente elegidas, los textos son densos, cercanos, con mucha fuerza y guardan todos ellos una forma muy personal en su forma de expresión. Es un blog creativo.
En cuanto tenga arreglado mi pc te incluyo entre mis enlaces, ahora estoy escribiendo desde el pc de mi vecino y no quiero abusar del tiempo. Un saludo.

Nos gusta Cuculí Pop