25 de marzo de 2007

CXXXI.- El viento sopla donde quiere


Por imitar su corazón hecho coraza,
ni la pedestre fanfarria bastará:
es una marca que lleva en la frente
de cavernícola modorra militar.

No hallan a ese cándido cordero
porque nadie era inocente morir,
ni brillando su mesiánica pepita,
ni que búscalo culpable taló.

Conejillo satanás de indias.
Cristo fétido robó pascual.
Mal chivato que no expía a nadie,
que no mísero ni perdonar.

Sobre espéculo latido Marta
ni María su cantaba placer,
malo pudre con mi Lázaro muerto:
pero inmácula mentira trivial.

1 comentario:

Joel Langarika dijo...

Y me quedo callado admirando tus letras...y me voy con la seguridad de regresar siempre. un abrazo.

Nos gusta Cuculí Pop